Visitando el Art Institute of Chicago

Yo no sabía lo que me esperaba allí adentro. Lo único de lo que estaba segura era que, siempre que tuviera la oportunidad de visitar un museo de arte, lo iba a hacer, y esta vez en Chicago no iba a ser la excepción. Fue así que, un caluroso día de verano en Illinois, surqué los dos leones de bronce que vigilan majestuosos la entrada de uno de los más fabulosos museos enciclopédicos de arte del mundo: el Art Institute of Chicago.

Visitando el Art Institute of Chicago

Visitando el Art Institute of Chicago

Para esa ocasión no había procurado informarme previamente de nada respecto al museo o de sus muestras de arte. Simplemente quería estar allí y dejarme maravillar a través de mis ojos. Quería sorprenderme, y al final del día terminé conmovida.

El Art Institute of Chicago es considerado un museo enciclopédico de arte, dado que permite enriquecer tu espíritu con la sensibilidad artística de aquellos seres humanos que existieron en diferentes periodos de la historia, en diferentes lugares del mundo. Fue sorprendente observar la gran colección de piezas de arte (pinturas, esculturas, dibujos, grabados, fotografías, muebles, etc.) provenientes de grandes culturas y corrientes artísticas del mundo antiguo, moderno y contemporáneo. Todas las obras y autores están reunidos de una manera tan exquisita y tan bien organizada, que facilitan el aprendizaje y favorecen la integración del conocimiento.

Yo, al inicio de mi recorrido, pasé mucho tiempo en la sección de arte asiático, admirando la delicadeza de las estatuas y figurillas indias, así como la hermosa colección japonesa de impresiones en madera del artista japonés Kitagawa Utamaro. Su arte me sobrecogió enormemente ya que es una muestra de su admiración y respeto a la mujer y al amor en las diferentes facetas de la vida cotidiana. Si todavía no lo conoces puedes cliquear aquí y ver algunas de sus obras.

Siempre fui una admiradora de la pintura impresionista, ya que siempre me maravilló la forma como todos esos pincelazos en apariencia tan libres e irresueltos, pueden crear esas figuras en tan imperfecta y hermosa sincronía. Allí, en el Art Institute of Chicago, quedé impresionada paseando por las diferentes salas de pintores impresionistas. Es una sensación increíble el estar al frente de cuadros pintados por Van Gogh, Renoir, Monet, Gauguin, y muchos otros más. Fue una experiencia única para mí llenar mi mente con la belleza de tales obras.

Tengo la costumbre de permanecer largo tiempo contemplando una obra de arte cuando ésta realmente llama mi atención, lo cual por lo general ocurre durante mis visitas a grandes museos. Dado que fui al museo con mi chico Cale, él siempre intentaba apresurarme llevándome de sala en sala, y con razón, ya que hay tanto por ver en el Art Institute of Chicago que sólo una tarde no es suficiente para apreciar la totalidad de sus colecciones y exhibiciones de arte.

Felizmente para mí, cuando fui a visitar el Art Institute of Chicago, estaba abierta la exhibición de René Magritte, uno de los mayores exponentes de la corriente artística surrealista, y confieso que para estar a tono en dicha exhibición, tuve que cerrar mis ojos e ingresar lentamente a un estado de sueño, liberar mi inconsciente y dejarlo desterrar mis preconcepciones del mundo y de cómo este debe ser.

Cuando salí de mi estado onírico provocado por Magritte, ya estaban por cerrar el museo, así que Cale y yo fuimos muy rápido a ver nuestra última sala, donde nos esperaban algunas pinturas de Pablo Picasso.

Mirando un Picasso en el Art Institute of Chicago

Mirando un Picasso en el Art Institute of Chicago

Cuando salí del museo mis piernas estaban cansadas, pero mi espíritu estaba más que contento, había sido alimentado por el arte de una manera difícil de describir. Tal vez necesite un poco la ayuda de Magritte para eso.

Dónde: El Art Institute of Chicago está localizado en 111 South Michigan Avenue (Chicago).
Horario de Admisión: Abierto diariamente desde las 10:30 am hasta las 5:00 p.m. Sólo los jueves abre hasta las 8:00 p.m.
Costo de Admisión: El costo de admisión es de $ 23 dólares. Los residentes de Illinois pueden ingresar sin pagar los días jueves de 5:00 p.m. a 8:00 p.m.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *